martes, 15 de junio de 2010

CONFERENCIA DE PRENSA DEL CHINO GARCE

"VOY A CRECER EN ESTE MUNDIAL"

Ariel Garcé, el defensor sabalero, sabe que es el invitado inesperado en la lista de 23 de Diego Armando Maradona, pero una vez en Sudáfrica el de Colón de Santa Fe se siente al nivel de los demás y es consciente de que la experiencia de un Mundial de fútbol le hará crecer como jugador.

Garcé tenía previsto venir a Sudáfrica a vivir el Mundial con sus amigos cuando le sorprendió la llamada de la selección. Una vez en el grupo, el jugador, que cumplirá 31 años tres días después de la final del Mundial, valora mucho la experiencia que le permitirá crecer como futbolista.

“Me faltaba descubrir este tipo de eventos. Me doy cuenta del nivel que tienen los que están fuera (de Argentina) y la seriedad y el profesionalismo con el que se entrenan. Voy a crecer en este Mundial, es una experiencia linda”, aseguró.

Garcé no ocultó que está un poco dolido con las críticas que tuvo su convocatoria para la selección, pero superado ese momento no se siente por debajo del resto de sus compañeros.

“Los periodistas hicieron creer a todos que partía con desventaja. Pero estoy con gente que tiene nivel y que tiene una competencia superior a la que me tocó vivir este año, pero estoy igual que todos, puedo aportar lo que me hizo venir aquí”, señaló.

Dispuesto a jugar en cualquier posición si Diego Armando Maradona se lo pide, Garcé sabe de la importancia de los teóricos suplentes en un grupo.

“Hay que hacer grupo, sabiendo que el técnico, cuando mire atrás, tendrá jugadores que lo harán de la misma forma. Sabemos el lugar que ocupamos y cuando nos toque debemos estar a la altura de las circunstancias”, aseguró.

1 comentario:

Carvel Cake dijo...

Chino, te re banco! Las palabras del periodismo hacia tu persona se las van a tener que tragar cuando te toque salir a la cancha. No prestes oidos a la mediocridad y vulgaridad de los medios que seguiran hablando porque no toleran a Diego y ese es el objetivo de pegarle y pegarte.
Chino te adoro, fuerza!